Monedas colección de un nuevo sol

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN NOVIEMBRE 2011

Todas las monedas de colección de un nuevo sol
Las monedas y billetes muchas veces son usados para recordar hechos, lugares, personas u objetos importantes en la historia o cultura de un país. Todos los billetes peruanos rinden homenaje a personajes de nuestra historia, pero hasta el año pasado las monedas mantenían un diseño simple.
El Banco Central de Reserva del Perú lanzó el 2010 la serie numismática llamada Riqueza y orgullo del Perú, en donde diseños alusivos a la cultura de nuestra costa, sierra y selva serán acuñados en las monedas de un nuevo sol.



Y es que, aprovechando el usual proceso de cambio de las monedas viejas por nuevas, el BCR diseñó una edición limitada de monedas de un nuevo sol, con diseños peruanos, para revalorar y difundir el patrimonio cultural de nuestro país.
El presidente del BCR, Julio Velarde, ha indicado que se ha programado el lanzamiento de 26 nuevos diseños durante los próximos 10 años. Velarde afirma que: “Las monedas de la serie vienen siendo muy demandadas no solo por los numismáticos, sino también por distintos sectores de la población que las demandan por la belleza de su diseño”.



El Tumi de Oro (Lambayeque), instrumento de hoja corta semilunar y empuñadura escultórica con la figura de Ñaylamp, ícono mitológico de la Cultura Lambayeque, fue el diseño elegido para empezar con la emisión de esta serie numismática llamada Riqueza y orgullo del Perú. Esta primera moneda empezó a circular el 25 de marzo de 2010. De esta primera entrega, se acuñaron 10 millones de monedas.

El BCR puso en circulación la segunda moneda de un sol de esta serie, que lleva una imagen alusiva a losSarcófagos de Karajía (Amazonas), el 22 de julio de 2010. De esta versión también se acuñaron diez millones de nuevos soles. El arqueólogo Federico Kauffmann Doig, estudioso de la cultura Chachapoyas, asesoró al BCR para la acuñación de esta moneda.
Los Sarcófagos de Karajía están formados por cápsulas de arcilla de hasta 2,50 metros y de aspecto humano. En su interior guardan la momia de un personaje ilustre de la cultura Chachapoyas que se encuentra envuelta en tejidos de lana y algodón. Corresponden a un patrón funerario presente tan sólo en la cultura Chachapoyas, que tuvo su asiento y desarrollo en los Andes Amazónicos norteños.

 
El BCR puso en circulación desde el 30 de noviembre de 2010 la tercera moneda de la serie Riqueza y orgullo del Perú, la cual lleva el diseño de la Estela de Raimondi (Ancash), un monolito de granito de 1,98m de alto por 74cm de ancho, que entre sus varios tallados tiene la representación de la divinidad principal de los Chavín en la época del templo nuevo, una divinidad antropomorfa felinizada. Igual que con las anteriores, se emitieron 10 millones de estas monedas.



El cuarto diseño de esta serie fue lanzado el 23 de febrero de 2011. Esta cuarta moneda rinde homenaje a las Chullpas de Sillustani (Puno), torres altas de más de 12 metros ubicadas en la región Puno, las cuales son restos de un santuario levantado por los Collas, donde se guardaban las momias de los jerarcas. Al igual que las tres emisiones anteriores, se emitirán solamente 10 millones de unidades.



El quinto diseño de esta serie ha sido lanzado el 20 de mayo de 2011 y rinde homenaje al Monasterio de Santa Catalina, monumento histórico emblemático de Arequipa, fundado en 1579, lugar en el que parece que el tiempo se ha detenido y que nos ofrece la experiencia única de conocer lo que fue la ciudad en el siglo XVII. Presenta valores arquitectónicos singulares en sus claustros, portadas y en su templo.
En la moneda se observa la plaza Socodober conformada por una pileta de piedra que se aprecia en un primer plano, la fachada de una celda de las religiosas y una vista de la parte posterior de la cúpula de la iglesia. Al igual que con las emisiones anteriores, se emitirán solamente 10 millones de unidades.



La sexta moneda de esta serie numismática es, de seguro, la más esperada de todas, ya que lleva un diseño alusivo al santuario inca de Machu Picchu para conmemorar los 100 años de su descubrimiento científico. Esta moneda se presentó y entró el circulación el 15 de julio de 2011.
Esta impresionante ciudadela inca, reconocida como patrimonio cultural y como una de las siete nuevas maravillas del mundo, permaneció durante muchos años oculta por la vegetación, y fue descubierta en 1911 por Hiram Bingham, quien con el apoyo de la Universidad de Yale encabezó la gran expedición que dio a conocer el lugar al mundo.
Machu Picchu expresa el talento constructivo de los antiguos peruanos en armonía con el imponente paisaje de su entorno. Su construcción se remonta a la segunda mitad del siglo XV, cuando gobernaba el soberano Pachacútec. Su función podría explicarse en el marco de un gran proyecto estatal dirigido a ampliar la frontera agraria en la comarca de Vilcabamba. Además de centro administrativo, debió ser sede de culto y de ceremonias destinadas a ganar la benevolencia de la divinidad que se presumía tenía dominio pleno sobre las alteraciones climáticas.



La séptima moneda de esta serie lleva un diseño alusivo al Gran Pajatén. Se observa uno de los muros del Gran Pajatén decorado con figuras femeninas sentadas. Esta moneda se presentó y entró el circulación el 23 de noviembre de 2011.
Fue la cultura Chachapoyas la que construyó el imponente conjunto arquitectónico de Gran Pajatén, situado a una altitud de 2850 msnm. Algunas de las soberbias construcciones del Gran Pajatén exhiben decoración. Se trata de figuras femeninas con el vientre abultado, las que sentadas y con las piernas entreabiertas dan la sensación de aprestarse a alumbrar. Por su semblante solemne, subrayado por la gigantesca diadema que las corona, acaso sean representaciones de la Pachamama o Diosa Tierra.